Make your own free website on Tripod.com

 

 
 

 

 

SECCIONES

 

--> Windows

--> Linux

 

--> Internet

--> Hardware

--> Software

--> Tutoriales

 

--> Biografías

--> Trucos

--> Downloads

--> Drivers

--> Música

--> Diagnóstico

 

--> Humor

 

 

COMUNIDAD

 

--> Chat

--> Foro

--> Webmail

--> Guestbook

 
 

 
 

 

 

¿ Es Linux para mi?

 

 

Aunque parezca muy simple, esta pregunta conlleva otra serie de cuestiones anejas, que hemos de considerar para responder con verosimilitud al profano en este sistema. Por otra parte, aunque convencidos abogados de este sistema operativo frente a los que no son de código abierto, también hemos de aceptar las limitaciones del mismo con respecto a los nuevos usuarios.

En un principio, Linux era para gurús, hackers y desarrolladores...y hay muchos que piensan que debería seguir siendo así. No obstante, las facilidades que tanto en instalación, configuración y gestión del sistema, han proporcionado las distribuciones en sus versiones más recientes han acercado mucho al usuario final al mundo Linux.

Cuando pensamos en esta FAQ, lo hicimos considerando que los "novatos" en este sistema podían ser de diversas procedencias; algunos podrían ser grandes conocedores de informática, programadores y administradores de sistemas "no-Linux", quienes se adaptarían fácilmente. Otros podrían ser usuarios finales de algún otro sistema operativo, que utilizan el ordenador para correr aplicaciones, como algunos conductores usan el vehículo sólo como medio para acceder a lugares lejanos en tiempos cortos, pero no quieren saber nada de mecánica ni electricidad del automóvil...Al preguntarnos ¿Es Linux para mí? queremos decir más bien ¿Me conviene usar Linux? ¿Para que lo quiero?

Hemos leído muchos libros y un gran número de documentos acerca de Linux en relación con el usuario. Uno de ellos, titulado "Linux for the masses and other popular myths" de Todd Burgess ( http://eddie.cis.uoguelph.ca/~tburgess) trata en profundidad el tema de los tránsfugas de sistemas operativos por cuestiones de moda (Cool people use Linux=la gente güai usa Linux) y nos dice:

Usa Linux:

  • Si lo requiere la aplicación que necesitas
  • Si deseas aumentar tu conocimiento acerca de sistemas operativos
  • Si no te importa investigar "per se", como imperativo categórico

No uses Linux:

  • Si no eres experto o un entendido en sistemas operativos
  • Solo porque no es Microsoft
  • Si piensas que por eso eres más loco, inteligente o mejor que el usuario medio

En una línea similar, encontramos otro interesante documento que ( http://source.syr.edu/~jdimpson/Linux/usage/nouse.html) mantenía que:

No deberíamos usar Linux:

  • Si nuestras necesidades están cubiertas con nuestro sistema actual y pensamos que continuará así en el futuro.
  • Si trabajamos en un ambiente comercial/industrial/profesional donde no se usa Linux y no disponemos de apoyo técnico por parte de nuestra plantilla técnica ni pensamos poder proporcionar dicho apoyo nosotros mismos.
  • Si alguna aplicación importante y necesaria para nuestro trabajo, no está disponible en Linux ni hay sustitutos adecuados.

Mucha gente que lea esta FAQ en el futuro, provendrá del ambiente Microsoft (Windows 95/98/NT/2000). En tal caso, aquéllos que usaren su computador básicamente para el procesamiento de textos y el empleo de hojas de cálculo, deberían quedarse como están. A pesar de todos sus fallos, Windows es fácil de usar, más aún de aprender y Dispone de una ingente cantidad de software. Los que tienen otras ambiciones, pueden plantearse cambiar a Linux por 10 importantes razones ( http://www.croftj.net/~goob/local/why.html)

 

  1. Las distribuciones de Linux no son costosas: pueden obtenerse gratis de los lugares apropiados de internet o bien comprar los CDs por muy poco dinero comparado con otros sistemas comerciales.
  2. Linux es un sistema operativo completo con tres grandes características: Estable (es muy raro que colapse una aplicación en Linux), Fidedigno (un servidor Linux puede funcionar durante cientos de días sin necesidad de reiniciarse, lo que no es común en otros sistemas) y Extremadamente potente.
  3. Tiene un entorno de programación completo, incluyendo C, C++, Pascal, compiladores Fortran, utilidades como Qt y lenguajes de guiones (scripts) como Perl, gwak y sed. (un simple compilador C para Windows cuesta cientos de dólares)
  4. Presenta una excelentes prestaciones para conexión en red, permitiendo compartir PPUs y módems.
  5. Constituye el entorno ideal para hacer funcionar servidores web (Apache) o FTP (oran).
  6. Además del software "libre", hay también bastante software comercial para Linux.
  7. Se actualiza y mantiene fácilmente.
  8. Admite múltiples procesadores como norma.
  9. Es realmente multitarea (a diferencia de Windows).
  10. Tiene un excelente servidor XWindow y numerosos gestores de ventanas X.

y además, por instalar Linux no tendremos que renunciar a Windows: es posible gestionar Linux + otros sistemas operativos en el mismo ordenador.

Para terminar, me gustaría copiar literalmente un trozo de la introducción de un libro titulado "Manual Avanzado de Linux" de Raúl Montero Rivero (Ed. Anaya) que viene como anillo al dedo al nuevo usuario de nuestro sistema:

"Aprenderás qué es Linux, sus virtudes y sus defectos, cómo puedes conseguirlo, qué distribución elegir a la hora de instalarlo, cómo administrar tu sistema correctamente, cómo trabajar con XWindow, cómo conectarte con él a Internet...Pero no todo va a ser tan fácil con Linux, porque como comprobarás, no es un sistema hecho para cobardes. Tendrás que ser valiente"

Si te da miedo formatear tu disco duro, Linux no es para tí. Si te acobarda tener que reinstalar todo de nuevo sólo porque has cometido un pequeño error en el proceso de instalación, abandona y no sigas. Si te aterra la mera idea de particionar tu disco duro, apaga y vámonos. Y si te vas pasar todo el rato pensando que al configurar la frecuencia de tu monitor para que funcione X windows, te lo puedes cargar, mejor que vuelvas a tu Windows de siempre.

Ahora seguro que ya sabes si Linux es para tí... ¡Bienvenido!