Make your own free website on Tripod.com

 

 
 

 

 

SECCIONES

 

--> Windows

--> Linux

 

--> Internet

--> Hardware

--> Software

--> Tutoriales

 

--> Biografías

--> Trucos

--> Downloads

--> Drivers

--> Música

--> Diagnóstico

 

--> Humor

 

 

COMUNIDAD

 

--> Chat

--> Foro

--> Webmail

--> Guestbook

 
 

 
 

 

 

Internet y la ñ

 

 

Dada la preocupación que ha suscitado últimamente el uso de la letra "ñ" en Internet, la Asociación de Usuarios de Internet desea informar sobre las complicaciones técnicas que conlleva el uso de la "ñ" en Internet y los efectos secundarios sociales que puede producir.

Aspectos técnicos

Por razones históricas, entre las que se encuentra que los creadores de Internet fueran todos angloparlantes, en el diseño el sistema de dominios de Internet se decidió que para las letras de los nombres se utilizaría el conjunto de letras más pequeño posible que fuera estándar, el ASCII. A los americanos esto no les importaba demasiado, ya que incluía todas sus letras, los números y los signos de puntuación que ellos utilizaban.

Los códigos ASCII utilizan solamente siete bits (siete unidades que pueden ser 0 ó 1), lo cual permite 128 combinaciones diferentes (128 letras o caracteres). Los juegos de caracteres que utilizamos diariamente en nuestro ordenador tienen ocho bits, lo cual permite construir 256 caracteres. Los primeros 128 caracteres son los mismos que en sistema ASCII, mientras que los 128 siguientes incluyen, entre muchos otros, los caracteres especiales que se utilizan en las lenguas habladas en el territorio español ("ñ", "ç", letras con acento, etc.).

Desgraciadamente, todo el software de Internet que se utiliza para reconocer nombres de dominio utiliza solamente siete bits, lo cual imposibilita el uso de caracteres como la "ñ".

Desde hace un tiempo, el IETF, grupo de ingenieros que desarrolla los estándares de Internet, está preparando un nuevo estándar para que otras letras también puedan ser utilizadas.

Por razones puramente económicas (poder vender más dominios), Verisign, la empresa que gestiona el registro central de los dominios que terminan en ".com", ".net" y ".org" decidió buscar una forma alternativa para poder utilizar estos caracteres en los nombres de dominio, poniéndola en marcha primero para idiomas orientales y luego para el castellano.

Esta decisión de Verisign, que no cuenta con el apoyo de ICANN (entidad coordinadora mundial de dominios, direcciones IP y protocolos de Internet), ha sido muy contestada, ya que utiliza un método propio de codificación, complicado y que requiere cambios en los ordenadores de aquellos que quieran utilizarlos. Esos cambios pueden hacerse en algunos programas (como Internet Explorer), pero no en otros programas de correo electrónico, lo que hace que un nombre de dominio que para un usuario tenga una "ñ", para otro será una serie de caracteres sin sentido. En resumen, el sistema es una chapuza rápida que no ayuda en nada al desarrollo de Internet ni a poder, de forma práctica, utilizar nuestras queridas letras y acentos en los nombres de dominios.

Por otro lado, no hay que olvidar que los dominios gestionados por esta empresa son sólo una parte de Internet. Cada país se ocupa de su propio sistema de dominios, como España, gestora de aquellos que terminan en ".es". Los registros de los diferentes países de habla hispana deberán buscar una forma de resolver el problema de la "ñ", y deberá ser una forma estándar, para que todos utilicen la misma codificación, de forma que para los usuarios no sea un problema. Una "ñ" escrita por un usuario chileno debe ser también una "ñ" para un cubano.

Los registros nacionales cuentan ahora con dos opciones: utilizar ya el sistema que ha puesto en marcha Verisign o esperar a que aparezca el estándar del IETF y que los programas de gestión de dominios cambien para gestionar estos caracteres. Esta última opción permitirá que puedan asignarse dominios con todas nuestras letras sin hacer ningún cambio en nuestros ordenadores, serán una parte más de Internet, bien integrada y estándar para todo el mundo.

La Asociación de Usuarios de Internet recomienda encarecidamente que esta sea la opción elegida, ya que permite mantener la unidad de Internet y la comunicación a nivel Internacional. Su único problema es que tardará un poco más en llegar, pero este es un caso claro de que es mejor hacer las cosas un poco más despacio que buscar una solución rápida que al final sólo creará problemas a los usuarios.

Versign permite ahora la reserva de nombres con "ñ" utilizando su codificación en los dominios ".com", ".net" y ".org", aunque no ha puesto en marcha el sistema que permita su uso. Nuestra esperanza es que la comunidad internacional de usuarios de Internet no permita su puesta en funcionamiento, ya que sino nos encontraremos con dos formas diferentes de interpretar una "ñ" en Internet, y eso sólo puede llevar a graves problemas de comunicación en un medio que hasta ahora a conseguido mantenerse funcionando de forma estándar.

Problemas que conllevará el uso de caracteres propios en los nombres de dominios

Estamos acostumbrados a ver la "ñ" y la "ç" en nuestros teclados, así como a poder colocar una tilde encima de una vocal, pero no podemos olvidar que estos caracteres solo aparecen en los teclados de los países en los que se utilizan.

Un español no tendrá problema alguno (cuando sea posible), para escribir una "ñ" o una "á" que forme parte de un dominio, pero a un inglés le será bastante complicado. Antes de decidir si queremos utilizar un dominio con caracteres puramente españoles deberemos tener muy claro quiénes van a ser los usuarios de ese dominio, tanto los que accederán a nuestra página web como aquellos que nos mandarán correos electrónicos. Si nuestro público es hispano parlante en un 100%, el uso de la "ñ" no es un problema, pero si deseamos intercambiar información con personas de otros países con otros idiomas, podemos estar creando un problema infranqueable para esos usuarios.

Las empresas y los particulares deberán pensárselo dos veces antes de decidirse por uno de estos dominios.

La Asociación de Usuarios de Internet lleva varios años trabajando en el desarrollo del sistema internacional de dominios. Sabemos que es una labor lenta, pero que los resultados son buenos si se cuida la utilización de estándares, en vez de intentar crear soluciones ad-hoc que reparan parches sin solucionar los problemas. En ese sentido, tenemos plena confianza en el trab ajo del IETF.

El uso de nuestros juegos de caracteres autóctonos es una cuestión de tiempo. En este caso la paciencia es buena consejera.