Make your own free website on Tripod.com

 

 
 

 

 

SECCIONES

 

--> Windows

--> Linux

 

--> Internet

--> Hardware

--> Software

--> Tutoriales

 

--> Biografías

--> Trucos

--> Downloads

--> Drivers

--> Música

--> Diagnóstico

 

--> Humor

 

 

COMUNIDAD

 

--> Chat

--> Foro

--> Webmail

--> Guestbook

 
 

 
 

 

 

Mantenimiento de la unidad de CDs

 

 

CIERRE DE LA UNIDAD

El cierre o montaje de la unidad es muy sencillo, básicamente se trata de volver a colocar las cuatro piezas que hemos retirado previamente. Las dos únicas precauciones a tener en cuenta son, la de evitar en todo momento tocar la lente láser y evitar que la masilla térmica que se ha colocado en la parte inferior de la unidad entre en contacto con cualquier elemento, pues sería necesario volver a expandir una nueva capa de este componente.

El primer paso del montaje de la regrabadora es el de colocar ésta "boca arriba", apoyada en dos protecciones, de forma que permita la inserción de la bandeja porta discos e impida a su vez que la masilla térmica entre en contacto con cualquier elemento.

La introducción de la bandeja es sumamente sencilla. Debe introducirse con suavidad hasta que se note que ha llegado al tope de seguridad que previamente la impedía salir completamente hasta el exterior. Para pasar este tope oprimiremos con un poco más de fuerza la bandeja, de forma que ésta entre un poco más en la unidad.
Hay que destacar que la bandeja jamás entrará totalmente en la unidad puesto que para que se produzca el anclaje total es necesario que funcione el motor que la acciona normalmente. Por tanto, el cierre completo se producirá en el momento en el que, una vez montada por completo, la conectemos  nuevamente a la energía eléctrica para testearla.

Con la bandeja ya dentro de la unidad, es el momento de instalar el dispositivo de sujeción de los discos. Este componente se instala simplemente colocándolo en su posición original y oprimiéndolo ligeramente, de forma que notemos que se vence la escasa fuerza ofrecida por las pestañas de sujeción.


EJERCIENDO UNA LIGERA PRESIÓN CONSEGUIREMOS VENCER LA ESCASA RESISTENCIA DE LAS PESTAÑAS DE SUJECIÓN DE ESTE ELEMENTO 

        Una vez instalado este accesorio es el momento de colocar la cubierta superior. Esta tapa se coloca simplemente introduciéndola en su posición original con un movimiento "de arriba a abajo" hasta que notemos que los laterales han encajado en las pestañas de seguridad que hay en la unidad.

        Por último, ya sólo queda dar la vuelta a la grabadora y colocar la tapa inferior. Esta tapa deberá ser colocada muy despacio de modo que haga un contacto perfecto con la masilla que se ha colocado anteriormente sobre los tres procesadores de la circuitería. Una vez en su sitio, se sujeta con los cuatro tornillos que la sujetaban previamente y ya está, ya tenemos la unidad cerrada por completo.

        Ya habríamos terminado con nuestra revisión de no haber colocado el ventilador trasero, por lo que aún nos queda un último y sencillo paso. Es ahora el momento de pegar el terminal eléctrico aéreo de dicho ventilador en esta tapa de la grabadora. Bastará para ello con un par de gotas de pegamento de contacto.

TEST DE FUNCIONAMIENTO

Una vez terminado este último requisito ya tenemos lista nuestra grabadora para ser instalada y probada de nuevo. Una buena batería de pruebas sería la siguiente:
        
Antes de nada, pasar un disco CD limpiador. De este modo aseguramos la correcta limpieza de la lente láser, pues en el proceso de limpieza interno no la hemos tocado para nada.

Formatear un disco CD-RW a velocidad 2x. Con este proceso, que suele llevar unos 55 minutos aproximadamente, comprobaremos si la unidad no se recalienta excesivamente y si además, la lente láser está perfectamente calibrada, pues la escritura en un disco CD-RW requiere de mayor precisión que la usada en un CD-R.

Realizar una copia de 500 Mb en el disco CD-RW previamente formateado. Con esta copia comprobaremos dos aspectos. El primero, si el formato del disco CD-RW ha sido efectuado satisfactoriamente en el paso previo. Segundo, comprobaremos si la grabadora es capaz de copiar un gran volumen de información haciendo uso del láser en este modo de escritura, más sensible a los errores.

Realizar una copia de no menos de 600 Mb en un CD-R nuevo en una sola sesión de grabación. Mediante esta copia comprobaremos nuevamente dos cosas diferentes. La primera será el posible sobrecalentamiento de la unidad, traducido en un bloqueo de la sesión de grabación. Por otro lado, comprobaremos si la grabadora es capaz de grabar  correctamente usando el láser en este modo de escritura.
 

Medir la velocidad de transferencia de la unidad. Para realizar esta medición usaremos el disco CD-RW y el disco CD-R previamente grabados junto con el programa CDspeed99 u otro similar. En caso de no existir problema alguno, este test debería mostrarnos una velocidad de transferencia ligeramente inferior que la ofrecida por el fabricante, lo cual es completamente normal, pues el fabricante suele publicar la velocidad teórica más rápida de la unidad cuando, puntualmente, lee los datos situados en la zona más interna (y rápida) del disco CD-RW / CD-R que se esté leyendo en ese momento.