Make your own free website on Tripod.com

 

 
 

 

 

SECCIONES

 

--> Windows

--> Linux

 

--> Internet

--> Hardware

--> Software

--> Tutoriales

 

--> Biografías

--> Trucos

--> Downloads

--> Drivers

--> Música

--> Diagnóstico

 

--> Humor

 

 

COMUNIDAD

 

--> Chat

--> Foro

--> Webmail

--> Guestbook

 
 

 
 

 

 

Impresoras

 

 

En el campo de las impresoras hay mucha variedad: existen varios sistemas de impresión, basados en distintas tecnologías, cada una con sus ventajas e inconvenientes.

Además del precio, es necesario considerar el coste por copia y el nivel de ruido, amén de la calidad y velocidad de la impresión (para las impresoras portátiles también son importantes las dimensiones, el peso y el consumo de energía).

La velocidad se mide en caracteres por segundo o en páginas por minuto, según el tipo de mecanismo de impresión.

Sistemas de impacto

Durante varios años gran parte de las impresoras de computadora personal han utilizado tecnologías de impacto: un martillo que golpea una cinta entintada, dejando la marca sobre el papel.

Ejemplos de impresoras de impacto son las de margarita y de agujas. En particular la segunda ha sido durante años el tipo más difundido y todavía hoy se utiliza.

Las impresoras de impacto tienen un bajo coste por copia: prácticamente el del papel y la cinta, que se va desgastando gradualmente pero puede utilizarse durante mucho tiempo.

El principal inconveniente reside en el nivel de ruido, debido al golpeteo de los martillos de impresión. Por otra parte, son insustituibles cuando es necesario realizar varias copias a la vez.

Impresoras de margarita

Aunque las impresoras de margarita no hayan tenido demasiada difusión, las citaremos por la relativa simplicidad de su mecanismo.

No en vano son parientes de las máquinas de escribir: una rueda con los distintos caracteres (la margarita) gira hasta situar arriba en el centro el carácter deseado, que después es golpeado por el martillo.

Por la buena calidad que ofrece, gracias a la muy lenta y solamente puede imprimir los caracteres contenidos en la margarita. De gráficos no se pude ni hablar.

Impresoras de agujas

La impresora de agujas ha constituido durante mucho tiempo el caballo de batalla de millones de usuarios, y todavía tiene una cierta difusión.

El principio es sencillo: una cabeza de impresión se desplaza horizontalmente a lo largo de la hoja de papel. En la cabeza hay minúsculos martillos, llamados agujas, dispuestos en vertical.

Como entre las agujas y la hoja de papel está la cinta entintada, activándolas en el momento oportuno se pueden dibujar los caracteres, punto por punto, como si se imprimieran pixels en el papel.

Las impresoras de agujas tienen una velocidad media y al poder controlar cada punto por separado, son muy versátiles: pueden imprimir caracteres de todo tipo e incluso gráficos.

La calidad de impresión, algo baja en los modelos de 7 o 9 agujas, es aceptable en los de 24 agujas.

Chorro de tinta

La tecnología que finalmente ha sustituido a las agujas en gran parte de las aplicaciones es la de chorro de tinta (y variantes, como por ejemplo, de "burbujas").

Todavía se basa en la cabeza de impresión, pero en lugar de los martillos hay una o más válvulas, que "disparan" brevísimos chorros de tinta a presión que, al golpear el papel, dibujan los puntos.

El sistema tiene casi todas las ventajas de las agujas, pero es muy silencioso y produce impresiones de calidad, siempre nítidas y contrastadas, mientras dura la tinta contenida en el cartucho.

Pero para impresiones limitadas las impresoras de chorro de tinta son una elección óptima.  

 

Impresoras láser y de LED

Llegamos por fin a la reina de las tecnologías: la impresora láser, en la práctica una fotocopiadora modificada: utiliza un tambor conductor de luz, cargado por un campo eléctrico.

Un rayo láser, o una línea de LED luminosos, dibuja el documento en el tambor, al que se adhiere tinta en polvo (toner) en los puntos dibujados. Prensando el papel bajo el tambor la imagen se transfiere a él.

Las impresoras láser son bastante costosas y, durante el momento de la impresión, consumen bastante energía.

Por otra parte, la calidad es excelente y la velocidad es ciertamente buena; además, el coste por copia es bajo. Son las preferidas para uso profesional.